Previamente en el blog La boda de Inés Martín Alcalde I.

LIVEN-Ines_David-4389
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-4473
© LIVEN Photography

Después de la ceremonia, todos los invitados se trasladaron a la finca El Campillo, que ha sido recientemente restaurada, donde se celebró un cóctel al aire libre aprovechando el buen tiempo que hizo a pesar de ser finales de octubre. Estuvo amenizado con la música en directo de Los Hermanos Domínguez (hermanosdominguezgrupo@gmail.com).

LIVEN-Ines_David-4927
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-4774
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5029
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5172
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5036
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5179
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines&David-3789
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5599
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5720
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5742
© LIVEN Photography

Toda la organización de la boda corrió a cargo de SR Event Plan, que llevó a cabo las ideas de la novia, «se involucraron al 100%», me cuenta. Toda la decoración, que me pareció preciosa –muy salvaje, muy original–, era de Elena Suarez & Co y el catering (de mis favoritos siempre) La Blonda. Puedo decir que todo salió perfecto.

LIVEN-Ines_David-4154
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines&David-3967
© LIVEN Photography

María Infante caligrafió todos los nombres de los invitados. Los menús llevaban un estampado que diseñó Inés, la novia.

LIVEN-Ines&David-4034
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5825
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-5829
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-6018
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-6203
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-6876
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-7310
© LIVEN Photography 
LIVEN-Ines_David-7539
© LIVEN Photography

Después de comer, todos los invitados se trasladaron a la zona de la discoteca acompañados por la música de los Hermanos Domínguez que abrieron el baile tocando algunos temas, dando comienzo a una noche inolvidable. Siempre digo las bodas son divertidas si los novios lo son. En el caso de Piru e Inés quedó patente mi teoría, ellos no dejaron de bailar y de reirse y eso, además de todos los músicos y toda la organización, fue lo que realmente hizo el fiestón.

LIVEN-Ines_David-7716
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-7824
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-7882
© LIVEN Photography

La zona de la discoteca también estaba decorada por el equipo de Elena Suárez y emulaba a una selva. Comenzaron bailando el clásico vals de El Danubio Azul, una elección del padre de la novia.

LIVEN-Ines_David-8078
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-8082
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-8236
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-8450
© LIVEN Photography

Como era el cumpleaños de Inés, Piru la sorprendió con una tarta con velas y una piñata con forma de bola de discoteca que estaba llena de confeti.

LIVEN-Ines_David-8659
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-8582
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-8616
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-10326
© LIVEN Photography

Durante la noche se sucedieron diferentes actuaciones: unas cantantes de rockandroll –regalo del padre del novio– y unos tambores que acompañaban el ritmo del DJ Mickey Pavón Al final de la velada, Enrique, de Liven, les preparó un vídeo con fotos de la ceremonia y el aperitivo de la boda que montaron durante la comida. Nadie quería que se acabara.

LIVEN-Ines_David-10385
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-10391
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-10714
© LIVEN Photography
LIVEN-Ines_David-11114
© LIVEN Photography

Otros posts relacionados:
-La boda de Fátima y Javier en Santander
-La boda de Cris y Fer en Pedraza
-El vestido de novia de Flor Fuertes