La vida sigue igual

Frances-ha-new-film-esquire-1-43

Mañana se casa una de mis mejores amigas, con la que he vivido ciertas cosas que podría decir que no he compartido con nadie más. Y me tengo que acostar temprano porque me esperan las inevitables horas de chapa y pintura– que si uñas, que si pelos, que si los ojos con rímel– pero me cuesta dormir. Puedo sentir casi la misma alegría que siente ella, que está a punto de vivir uno de los días más felices de su vida, y a la vez una tremenda nostalgia. Mañana, y este previo, tienen miles de recuerdos y el regusto de una noche de fin de año, de una despedida en el aeropuerto o de una boda, al fin y al cabo.

Porque han sido muchas las noches en El Puerto, escapándonos de casa de su hermana, bailando sin fin en el Niño Perdío. Han sido muchos los lloros de rabia y de juventud, por nombres que ahora ni siquiera recordamos. Porque hubo millones de detalles de fidelidad y amistad inquebrantable (yo por mis amigas ma-to). Han sido muchos los lunes de vino blanco y cigarros simplemente para hablar y uno en concreto, que igual ella ni recuerda, metidas en un coche en la puerta de un Vips ahumadas entre cigarros mientras afuera llovía, en el que me demostró que una persona generosa es la que sabe coger al toro por los cuernos y hablar las cosas, convirtiéndose en alguien con quien supe que siempre podría contar.

Ha sido mucha la ropa que hemos compartido, los secretos, los dolores de cabeza y las mañanas de desayunos en El Brillante. Muchos los capotes que nos hemos echado, las risas flojas por coñas muy nuestras, los regaños con cariño y las llamadas eternas. Han sido muchas las veces que nos hemos buscado en un evento porque suena una canción que nos recuerda cosas, muchas las que nos hemos ayudado, con multas de por medio, y que nos hemos querido sin decírnoslo. Hemos compartido noches importantes para ella y noches importantes para mí, con las consiguientes llamadas de resaca para «desarrollar en profundidad». Noches como aquella en Candeleda, que nunca olvidaré, la que aparecimos en zapatillas en una fiesta elegantísima o la de aquel cumpleaños en el Plantío con una conversación en el baño que ahora me da risa recordar.

Nunca voy a olvidar todo aquello y sé que ella tampoco. Lo que sé es que no volverá, y que yo, que soy dramática empedernida, no puedo evitar que me invada una punzada de melancolía pensando en la suerte que he tenido de compartir con ella todas estas cosas y de tener una amiga así. Y lo que nos queda.

Mañana engalanada lloraré de alegría por verla feliz y espero que nos busquemos cuando suene esa canción que tanto bailamos en aquella época en que no sabíamos que acabaríamos viviendo un día tan especial como el de mañana.

Valor y al toro amiga.

10 comentarios
Ver comentarios

  • Muralasa / 3 octubre, 2015 a las 9:22

    No os conozco ni a ti ni a tu amiga, pero son uns reflexiones preciosas que han hecho aflorar lágrimas a mis ojos, por el sentimiento que las acompaña y por lo identificada que me siento. Tus palabras, tu presencia y tu amistad sin duda son los mejores regalos que puede esperar la novia. Gracias por compartirlas con nosotras y gracias por tu blog, maravillosa fuente de inspiración. Disfruta de la boda!

  • Cristina Díaz Fotografía / 3 octubre, 2015 a las 9:41

    Jopé, cuántos recuerdos vinieron a mi cabeza de golpe. Creo que hoy haré una llamada… 🙂

  • Myriam / 3 octubre, 2015 a las 10:17

    Casilda,hace muchos años que me case y siempre leo tu blog a modo voyeur por el simple placer d ver cosas bonitas y soñar cuando mis hijos se casen.
    Pero hoy no he podido evitar emocionarme recordando taaaantos buenos momentos cn mis amigas,esas noches d juventud interminables y la nostalgia de q eso no volverá, aunque la vida cambia,estos recuerdos siempre nos acompañan y nos sacan una sonrisa o una lágrima d emoción.
    Precioso Post!!!!no lo podías haber contado mejor y GRACIAS por haberme hecho viajar en l tiempo e invadirme de una bonita nostalgia.

  • Cei / 3 octubre, 2015 a las 10:34

    Qué bonito! Al leerlo yo también he pensado en un persona. Y fue increíble vivir con ella el día más feliz de mi vida.

  • Marina / 3 octubre, 2015 a las 12:53

    GRACIAS Casilda por compartir algo tan especial con tus lectores. Hace años que sigo tu blog, ahora con especial atención para coger ideas para mi propia boda (!!). Me has hecho pensar en dos personas muy especiales, con las que he bailado, analizado la noche anterior con profundidad y vivido mil momentos únicos, y después de leer esto me entran unas ganas locas de verlas, abrazarlas,y disfrutar con ellas algo parecido a lo que vivirás tú hoy. Por las amigas!!!

  • Maria / 4 octubre, 2015 a las 21:18

    Hay en tu blog entadas de volantes ribeteados en negro, de cómo alcanzar ha hacer una boda elegante sin pasarte a la zona cursi, entradas que explican cómo escoger un ramo o que te dan ideas sobre qué ponerte como invitada, sin llegar a excentricidades pero haciéndote un hueco entre los modelos que se recordarán el día después. Tras muchos posts….. y seguimiento desde antes de Vogue, puede que esta sea la entrada con menos fotos y la que más me ha gustado. Gracias por abrirte a todas nosotras. Por todas las amigas, esas hermanas postizas que tan alegre nos hacen la vida y que en el fondo… eso son, hermanas.

  • Alvaro / 5 octubre, 2015 a las 7:21

    Que mona eres, cris, coño!!!!

  • Cartu Calderón de Aguinaga / 7 octubre, 2015 a las 18:04

    Que bonito! Las amigas siempre tan importantes

  • T.G. / 7 octubre, 2015 a las 20:40

    Wow!!Increible!

  • Jeane / 9 octubre, 2015 a las 22:59

    Un sábado de agosto de hace muchos años, me quedé a dormir en casa de mi mejor amiga en el pueblo. Nos levantamos tarde y a ella se le antojó desayunar ensaimadas. Para no perder tiempo me dijo que bajáramos tal cual con el coche. La cola de la pastelería salía por fuera y yo allí, de pie, esperando, con las gafas de sol y en pijama (y ella dentro del coche, claro).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Producción y creación de contenido para el blog y sus redes sociales en colaboración con Narciso Rodríguez

Csc Pilsferrer Pelillosderaton 7

Anillo de compromiso personalizable "Casilda"

0003ansorena
0006ansorena
0008ansorena
0011ansorena
0010ansorena
0015ansorena
0016ansorena
0020ansorena
0021ansorena
0023ansorena
0032ansorena
0036ansorena
0044ansorena
0050ansorena
0053ansorena
0057ansorena
0059ansorena
0064ansorena
0068ansorena
0069ansorena
0073ansorena
0070ansorena

Presentación del ordenador portátil LG Gram

Asf 7496
Asf 7585
Asf 7618
Asf 7619
Cerrar

Clases en el curso de Wedding Planners Events que imparte Condè Nast College

Condenastcollege
02 N5a2115

Participación en la ponencia "Aspectos legales del marketing de influencers" organizada por Garrigues

Garrigues