vestido_espalda

Berta gestiona la estrategia digital de Magnolia Trendy, una firma ideal de ropa yde  MiN, una marca de bolsos artesanales fabricados 100×100 en Mallorca. Por medio de las redes sociales de Helena Mareque descubrí que se había casado con un vestido precioso azul y con bordados y en seguida le escribí para pedirle más fotos

«La verdad es que todo lo que puedo decir de la boda son cosas buenas, mucha gente dice que lo mejor es el viaje y ha sido genial, pero para mí lo mejor es casarte», me contó cuando me mandó las fotos. Eligió para el vestido a Helena porque encajaron súper bien y se entendieron desde el principio. «Yo fui muy segura del azul pero no acabamos de encontrar el azul que queríamos hasta que Helena por fin lo encontró. También yo quería flores pero me daba miedo al ser rubia parecer cursi y cuando ella me enseño el tipo de bordado y meter colores marrones, rojos…me pareció una idea fantástica», recuerda Berta. Del maquillaje y peluquería se ocupó Laura Gisbert.

maquillaje

detalle_vestido2

vistiendo

mihermana_y_lapeque

Respecto al sitio, aunque Berta es cántabra, decidieron celebrarla en Mallorca  porque es donde nació su marido. «Cuando mi novio me llevo a  Biniagual (solamente se ha celebrado una boda ahí antes) no me lo podía creer, era uno de los rincones más bonitos en los que había estado en mi vida. Un pequeño pueblecito de tres calles con una ermita dentro, todo tan cuidado y bonito. Además con los dueños de la finca todo son facilidades, el trato ha sido fantástico.», explica la novia.

puerta_iglesia2

detalles_limones

entrada_3  ramo

El Jardin, es un catering impresionante con una estrella Michelin y les sirvió la boda. Querían huevos fritos con patatas y bogavante, un plato típico de la isla y Macarena de Castro, la chef, lo hace mejor que nadie en la isla. Hicieron un aperitivo muy fuerte con puestecitos de arroz, carnes y un rincón mallorquín y sentados solo tomaron un plato y postre. Querían que la boda fuera como una fiesta en la calle.

Para la decoración contrataron a David de Jaiak. Fue clave para que todo saliese perfecto, les orientó como  mezclar mesas redondas e imperiales, el vasito verde, la servilleta de tela de lenguas mallorquina, las sillas de bambú…»Tiene de todo», me cuenta Berta. «A Francis, la que se encargó de las flores, me la recomendó David de Jaiak y es una monada, tiene buen gusto. Me hizo mi corona y ramo con flores naturales y metimos cardo que es la flor típica de Edimburgo donde nos conocimos mi novio y yo de Erasmus». Como el sitio era rústico y tan bonito Berta no quería meter flores porque con el calor se mueren y se le ocurrió la idea de usar los limones de la finca, tanto en las mesas como en la ermita, y lo mezclo con plantas aromáticas (a que además repelen a los mosquitos) y velitas ¡quedo genial!

Como la madre de Berta es pintora les hizo todos los meseros en acuarelas. El tema  era el mar: un pulpo, percebes, un faro…

aperitivo

abrazo_cris

micurritaconmimoki

meseros

menu

detalle_limones2

comida

cena

cena3

Regalaron unas bolsistas que hizo la madre del novio con tela de lenguas con alpargatas y ¡fueron un éxito!

cestas

cena6

cena5

cena4

Para los novios era clave que la boda fuera un fiestón y lo fue gracias a Mikey Pavón y Joaquín, de su equipo

fieston3

besazo

Cristian Trujillo, hizo las fotos y quedaron encantados con el resultado «es super atento, amable con muuuchísimas ganas y las fotos nos han encantado».