La boda de Cristina y Pablo en Mallorca salió publicada en el último número de Vogue Novias pero no he podido evitar pedirla para el blog también. El vestido de novia verde con flores bordadas y aplicaciones de Teresa Helbig es claramente el motivo principal (por especial y valentinesco) pero hay más motivos.

O4B3851
IMG_3451
© Santiago Stankovic

También me encantó el tocado de hojas en dorado envejecido que llevó la novia en el pelo. La estilista Estrella Elorduy se encargó del maquillaje y del semirrecogido.

3328
© Santiago Stankovic
DO4B3852
© Santiago Stankovic

La boda de Pablo y Cristina se celebró en la pequeña capilla de Biniagual, un pequeño pueblo de Mallorca del que no había oído hablar. Un motivo más para volver a mostrar esta boda.

IMG_3781
© Santiago Stankovic

En lugar de ramo, la novia llevó en las manos un rosario con adornos de flores como si fuera una pulsera, un detalle cargado de simbolismo y precioso.

IMG_3784
© Santiago Stankovic

Los zapatos eran de pitón amarillos, de Jimmy Choo, la novia los encontró la semana de antes de la boda y sin duda acertó.

IMG_3617
© Santiago Stankovic

Como joyas escogió unos pendientes “classic diamons” brillantes con montura platino. Eran un diseño de Cartier de tres brillantes en talla corazón cada uno. Pablo el novio estaba impecable.

IMG_3944
© Santiago Stankovic
IMG_4052
© Santiago Stankovic

El almuerzo se celebró en el antiguo pueblo de Biniagual, ahora convertido en una finca-bodega privada. Durante la comida, de la chef Mercé Solernou, una ristra de azulejos antiguos y musgo decoraron los centros de mesa. Pusieron vasos de agua verdes, un detalle que me recuerda al consejo que me dió el decorador Ramiro Jofre de invertir en una pieza distinta a la vajilla habitual para marcar la diferencia.

4391
© Santiago Stankovic

Como la boda se celebró en un bodega, los novios enviaron a sus invitados esta caja de vinos personalizada junto a la invitación de boda. Una boda que de ponerse de moda me haría muy feliz.

IMG_4667
© Santiago Stankovic
IMG_4615
© Santiago Stankovic

El equipo de Buque Studio se ocupó de toda la decoración, los detalles y el ambiente de comida familiar que los novios querían dar a su boda.

685
© Santiago Stankovic
734
© Santiago Stankovic
88
© Santiago Stankovic

En definitiva, una boda que debió ser maravillosa y divertidísima, llena de detalles, por lo que se aprecia en las fotos de Santiago Stankovic. Me encanta volver a mostrárosla.