Marta García-Conde

Asturiana y de Oviedo. Hace un trabajo espectacular, siguiendo la costumbre de la diseñadora alta costura para niños. Mientras se toma un té en casa de la clienta mide a los niños, se inspira y empieza a desarollar, como en las fotos de esta boda que no me pueden parecer más bonitos los vestiditos.